Justicia estudia hacer obligatoria la sesión informativa previa a la mediación

Justicia estudia hacer obligatoria la sesión informativa previa a la mediación

 

Para Julio Fuentes, actual coordinador de la Unidad de Derecho Concursal, Arbitraje y Mediación del Ministerio de Justicia, la falta en nuestro país de una tradición voluntaria de soluciones alternativas a los conflictos judiciales es evidente .“Por este motivo el Ministerio de Justicia está analizando la posibilidad de introducir cambios en el sistema, a través de la modificación de la Ley de mediación, de la de enjuiciamiento civil y de la de asistencia jurídica gratuita para, a medio plazo, sin abandonar la voluntariedad, pasar a una “voluntariedad mitigada”.

Así lo aseguró en  la mesa redonda titulada “Gestión eficiente de los conflictos en las empresas: best practices internacionales”, organizada en ESADE. Junto a él, Teresa Duplá de ESADE, Maria Belén Pose de la Asesoría Jurídica de ARAG, Lidia Peyrona, responsable legal en IBM España, Portugal, Grecia e Israel, Juan Antonio de Rueda, director de Corporate Affairs en Equatorial Coca-Cola, también intervinieron.

Si se hace balance  de los cinco años de vigencia Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles el resultado es que hay aún mucho trabajo por hacer. Por ello, durante su intervención, Fuentes, insistió en hay que fomentar la mediación y contar con nuevos mediadores e instituciones especializados, con experiencia en este ámbito, junto a una legalidad que genere confianza y transparencia”.

 

Por Luis Javier Sánchez

Artículo publicado aqui

 

IDM propone sesiones informativas de mediación obligatorias antes de judicializar el conflicto

IDM propone sesiones informativas de mediación obligatorias antes de judicializar el conflicto

  •  Instituciones para la Difusión de la Mediación ha solicitado un encuentro con los cuatro principales partidos políticos para que la mediación se incluya en los programas electorales

Instituciones para la Difusión de la Mediación (IDM) ha solicitado una reunión con los cuatro principales partidos políticos – – para conocer su posicionamiento sobre la mediación y trasladarles diferentes propuestas de cara a la próxima campaña electoral. Las medidas, basadas en el informe elaborado por el grupo de trabajo sobre solución extrajudicial de conflictos, buscan paliar la escasa implantación de la mediación en nuestro país respecto a los países de nuestro entorno y apostar por esta vía complementaria e incluso alternativa a la judicial.

Para IDM, sería necesario establecer sesiones informativas obligatorias que permitan que, antes de la judicialización de un conflicto, la ciudadanía conozca la posibilidad de recurrir a la mediación para su resolución. En este sentido, se propone la obligatoriedad de acudir a las sesiones informativas tanto para las partes como para los letrados, cuando el juez derive el caso a mediación, en primera o segunda instancia con el objetivo de dotar al juez de herramientas expresas para la eficacia de sus derivaciones.

Asimismo, tal y como recoge la Ley 5/2012 sobre desarrollo de campañas públicas de difusión, IDM propone acciones de comunicación institucional para difundir la mediación así como la convocatoria – a través del Ministerio de Justicia – de un premio, en línea con las recomendaciones de la Unión Europea.

Por último, IDM ha trasladado a los partidos políticos la propuesta, igual que en modelo británico, de establecer una obligación genérica de los jueces y letrados de la Administración de Justicia de ser proactivos en favor de la mediación cuando constituya un instrumento adecuado de resolución.

Mediación

La mediación es un instrumento facilitador de la comunicación entre partes que permite alcanzar soluciones equitativas y sostenibles en el tiempo. Se trata de un método eficaz en asuntos muy diversos. En el ámbito privado, entre otros, en conflictos familiares, patrimoniales, de responsabilidad civil, laborales o empresariales. En el ámbito público, en la mediación intercultural, vecinal, comunitaria e incluso política.

Para IDM, resulta fundamental que desde el futuro gobierno se potencie la mediación con el objetivo de reducir la litigación estéril que satura los Juzgados y alcanzar un mayor grado de madurez y autonomía en la convivencia social.

Instituciones para la Difusión de la Mediación (www.hablamosdemediacion.com) agrupa y representa a las más importantes instituciones de mediación con sede en Madrid que a su vez representan a más de 300.000 colegiados/asociados. Nace en 2013, con el objetivo de potenciar y difundir esta disciplina en España para que nuestra sociedad pueda conocer y disfrutar de sus importantes beneficios.

NotadePrensa_IDM_06.06.16

Cobayas

Cobayas

Aquel día se nos presentó un caso de mediación familiar. Ambas partes pusieron todo sobre la mesa, mostrando buena fe en la aportación de datos. Todo estaba claro: él había aportado más económicamente al matrimonio, su salario cuadriplicaba el de ella, ella se había dedicado más a los niños… No había discusión. Ambos planteaban custodia compartida, vivienda para los niños y para la madre, que iba a gozar de su cuidado (ya que el horario de trabajo de él se lo impedía), visitas muy amplias para el padre, la cobaya se quedaba en casa y la cantidad que había de pasar por alimentos estaba calculada y era conforme.

Entonces llegó el momento antes de la firma del acuerdo: Se lo contaron a la familia. A partir de ahí comenzaron los “¿Pero qué dices?” “¿Pretende sacarte todo?” “Mi vecina tuvo un tema así y no se quedó con la casa”. Y más….

Las partes me reiteraron que no querían discutir, ni entre ellos, ni con la familia. Aún así, abandonaron la mediación y dejaron la decisión en manos de un juez.

Cada uno fue a su abogado, y cada uno, como es lógico, pidió lo máximo posible (lógicamente). Con el fin de argumentar las peticiones, cada demanda hacía daño al otro. Ellos se lamían las heridas y yo les tranquilizaba argumentando que eran sólo estrategias procesales. A pesar de ello, trasladaron los ataques a sus familias, los comentarios llegaron a oídos de los niños, que sufrían, y provocaban dolor en los padres, que ahondaban en el rencor.

Y llegó el juicio. Un caso más dentro de una larga lista. Gente que entraba y salía cada media hora, y unos profesionales que escuchaban y tenían en sus manos la terrible responsabilidad de decidir una convivencia. Los abogados de cada parte se acusaban, narrando historias y emociones que no eran exactamente ciertas, de aquella pareja, novios desde los quince años, que habían desgastado, como la canción, el amor “de tanto usarlo”.

Llegó la sentencia. Juez y fiscal concluyeron lo mismo que aquel acuerdo inicial. Exactamente lo mismo. Un juicio, dos abogados, minutas de profesionales, niños preocupados, familia opinando… y todo para seguir igual.

…Excepto por un pequeño y peludo detalle: La cobaya. Aquel animal fue ignorado en la sentencia, y la mujer me llamó de inmediato indignada. Retomaron los reproches sobre quién era el verdadero propietario, problemas con alergias … los viejos dimes y diretes.

Al final la cordura, y sobre todo la felicidad de los niños, se impuso. La cobaya quedó en casa con la mujer y los niños. El padre les dijo que ayudaran a limpiar la jaula, que cuidasen a mamá y su alergia…

…Y volvieron las conversaciones y el diálogo de los primeros días que nunca deberían haberse perdido.

Rocío Sampere. Vicedecana del Ilustre Colegio de Procuradores.

El nuevo debate: Sesión informativa si o no

El nuevo debate: Sesión informativa si o no

Ahora empezamos con éste debate, es lo que nos enseña la historia; si había proporción, defendemos la desproporción, y lo mismo con lo armónico y lo inestable, con lo estático y lo dinámico… cuando llegamos, lo que está no nos vale:  busquemos las razones.

Los mediadores, que miramos dentro de la ideología, la psicología y la espiritualidad del ser humano, parece posible que adoptemos la teoría mecánica de Wolffin y decimos, “esto hay que impulsarlo, se debilita, debemos reforzar, estimular” porque en sus propias palabras

“la participación en el espectáculo ofrecido se vuelve cada vez menos intensa (…) pierden su fuerza.”

A mí me llegan más las palabras de Einstein, que estudiando sobre un Newton que fue el analista por excelencia, quería avanzar, pedía respetuoso perdón por ello y nos dejaba estas palabras:

“¡Perdóname, Newton! Encontraste el único camino posible para tu época y que era accesible al hombre de grandiosos pensamientos que fuiste, pero hoy día, todos sabemos que para una mejor comunicación entre los lazos mundiales, debemos sustituir tus conceptos por otros más alejados de la esfera del experimento directo.”

Así que, compañeros mediadores, nosotros somos sólo un eslabón más de la sociedad, un punto más de la historia, un instante más de la mediación, sólo que en España está asentándose, y permítanme sacar una conclusión de las dos imágenes que he expuesto para abrir nuestro escenario:

Cambiaremos cuando la sociedad lo demande, cuando el ciudadano se aburra del espectáculo, o cuando se llegue a la conciencia clara, por evidencias, de que hay que sustituir conceptos, o avanzar sobre ellos.

Y nuestro escenario es una sociedad que a ritmo lentísimo introduce la mediación, que debe ganar respeto ante el ciudadano, que le debe dar confianza, y creo que en este mismo momento el mismo Wolffin nos diría que no hay aburrimiento que motive el cambio.

Y Einstein, nos comentaría, quizás, que no hay evidencias científicas (porque no hay suficientes mediaciones hechas en nuestro país, en nuestras culturas) y que debemos seguir analizando. Y no desdeñar ya lo que está asentado en otras sociedades,  que debemos avanzar sin destruir. 

¿Y que se hace mal para que surjan dudas? Pues se convocan sesiones informativas de poco tiempo, por compañeros que cada diez minutos tienen prevista una, y entonces se repite con automatismo el contenido del Art. 17 de la Ley, y se da una sensación de “no me lo creo” “no tengo tiempo” “no me hable que esto se lo tengo que decir yo”, y el ciudadano sale con la misma sensación de no ser escuchado de siempre. Esto no es mediación, esto no es la apuesta por el “yo”.

Si Carls Rogers nos viera, nos alejaría de su mundo, él que defiende: “si alguien te escucha existes”.

¿Y en que casos se debería limitar esta sesión informativa? Es la enseñanza de siempre, debemos prescindir de datos o de tiempos cuando el mediador así lo demande, ante aquellos que conocen el método y no necesitan más, cuando nosotros estemos seguros de que esto es así, sincronicemos con ellos, y adelante, no hace falta explicar lo que se sabe, solo asegurémonos.

Por eso en mi opinión, la sesión informativa debe seguir como paso previo esencial, donde el ciudadano quede satisfecho de conocer el quien, el como, el cuando, el porqué y el cuanto. No es tiempo de cambios.

ICPM_0026Rocio Sampere
Vicedecana del ICPM
Experta en mediación